Cuadernillo Seminario curricular Borges Problemático

Colectivo Borges problemático

Seminario curricular, aprobado en las carreras de Letras,
Historia y Filosofía para ser cursado durante el Primer
Cuatrimestre de 2009. Horario: jueves, de 19 a 23.
Aula a confirmar.

01. A fines de 2007, estudiantes y graduados de diversas carreras comenzamos a reunirnos en aulas de Puán a partir de la convocatoria pública y abierta a participar de un proyecto.
Seminario Colectivo «Borges Problemático», como inscripción de pórtico, nos invitaba a pensar el modo de abordar una escritura que ha movilizado a la crítica desde su surgimiento. Borges inauguró nuevos accesos a problemas universales, que se actualizan cada vez que un lector se abisma en su obra. Las distintas lecturas que llevábamos, si algo tenían en común, era ese tono difuso, que nos excedía e interpelaba. Atravesando las distinciones de claustro y de disciplina impuestas por el sistema académico, nos reunimos en un equipo de trabajo para pensar con y a partir de la escritura de Borges. Preferimos
abandonar el trabajo atomizado, porque creemos que los problemas que se nos plantean no pertenecen exclusivamente a un área de estudios determinada. Evitamos que la búsqueda
de acuerdos se reduzca a homogeneizar miradas y pensamientos. Por otra parte, trabajar colectiva y horizontalmente supone ir contra la ley de supervivencia del más apto, sostenida por la hegemonía de una subjetividad competitiva, individualista y profesionalista.

02. Creemos que uno de los aspectos más potentes de la obra borgeana se lee en la instalación de interrogantes, el desarme de certezas y la exploración de paradojas. La trama de las reuniones estuvo hilada por inquietudes, dudas y sospechas. Confeccionamos un programa que diera cuenta de estas motivaciones y que presentara un terreno fértil para que los problemas se desplegaran y proyectaran sus efectos. El hecho de que nuestras reuniones fueran públicas y se dieran en la Facultad no se debía sólo al espacio inmediato que el edificio nos facilitaba sino también a nuestra intención política de practicar la producción de conocimiento de manera innovadora, dándole otra forma a la institución en que nos formamos. Buscamos evitar que nuestra insatisfacción se materialice en reniegos contra las condiciones, muy a menudo obturantes, de la academia. Decidimos, en su lugar, enfrentar el desafío de habilitar otras formas. Nos parece importante que este tipo de experiencias puedan ser acreditadas mediante el reconocimiento académico, pues instauran modos de estar en la institución que activan las posibilidades de renovación y cambio. Entendemos que una instancia fundamental para la transformación profunda de la academia es la intervención en los mecanismos de reconocimiento y valoración. Al pretender la curricularidad o acreditación de lo que hacemos, conspiramos para ampliar el horizonte del canon que dicta qué es legítimo y qué no. Además, incluir este tipo de prácticas en el espacio institucional (y no solamente relegarlas a charlas de café o recluirlas en un grupo de estudio) permite masificar la experiencia y ampliar nuestra potencia de acción y reflexión.

03. La producción de conocimiento excede la relación, preeminente en las instituciones de educación formal, entre profesor poseedor del saber y alumno desposeído. Sostenemos que, si bien las diferencias de experiencias y trayectorias producen una jerarquía en relación al saber, esta relación no tiene por qué traducirse, necesariamente, en una jerarquía en relación a la toma de decisiones. Decimos que una diferencia enciclopédica no implica una desigualdad política. Buscamos que todas las voces tengan fuerza a la hora de discutir y que la toma de decisiones se dé en el marco de la mayor horizontalidad posible. No negamos la necesidad de una función docente; afirmamos la necesidad de transformar tal función. En este sentido, el profesor firmante será un participante más de este seminario colectivo. Elegimos un terreno de aprendizaje que no hostilice las confusiones, sino que las explote, que las empuje a la arena de la confrontación y que promueva las discusiones. No estamos poniendo en tela de juicio la figura de profesor y la modalidad de clase más habitual. Estamos presentando una experiencia distinta, que no desplaza a aquélla, puesto que recorre otras vías de aprendizaje. No atacamos a nadie. Inventamos respuestas a los problemas de la universidad. No nos quejamos ni negamos nuestra formación académica.                                                                                                                                                                                                                                                                                              Creamos alternativas y afirmamos nuestras creaciones.

04. Si aceptamos la proliferación de problemas en la obra de Borges, es coherente encarar un tratamiento que desborde las distintas disciplinas. Desde los textos mismos se nos exige
mantener en suspenso las etiquetas reduccionistas. Por eso perseguimos la socialización desjerarquizada de los saberes como matriz principal del conocimiento en construcción. Al
no haber una voz que dirija la dinámica, todos los participantes nos vemos obligados a poner en juego nuestras voces, a exponer hipótesis e instigarlas a discusión. El incómodo silencio que muchas veces se presenta al no haber una figura de profesor autorizado que «salve las papas» puede pensarse como efecto de una elección política: la de no ampararnos en la cómoda repetición.

05. Esta experiencia, que fue, es y será llevada adelante por estudiantes y graduados de diversas carreras, y el programa como resultado parcial de esta experiencia, integran una
constelación imprecisa y activa de prácticas alternativas a lo establecido. No podemos extendernos acerca de esto aquí. Los detalles que no se plantean en este cuadernillo serán
desarrollados durante la cursada del seminario. A continuación pegamos la fundamentación y los contenidos problemáticos del programa que elaboramos y que guiarán el curso del seminario.

Equipo de trabajo del seminario colectivo
curricular Borges problemático.
Diciembre de 2008.

UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
FACULTAD DE FILOSOFÍA Y LETRAS

Seminario Temático: Borges problemático

Profesor: Edgardo Gutiérrez*
Período: Primer Cuatrimestre de 2009
Horario: Jueves de 19 a 23 hs.

 

A.- Fundamentación

La obra de Jorge Luis Borges ha sido materia de profusos análisis, estudios y seminarios. Podríamos decir que a partir de ella se ha edificado una verdadera «Biblioteca de Babel». Tal vez el seminario que aquí presentamos sea un volumen más en esa vasta biblioteca. Sin embargo, nos permitimos declarar que, más que un «seminario temático», el que aquí presentamos se inscribe en lo que consideramos un tratamiento problemático de la obra borgeana.

Según entendemos, pensar la obra de Borges de manera problemática significa forzar un desplazamiento del enfoque que es habitual en la academia. No se trata de recortar éste o aquél tema de la obra borgeana ni se trata de establecer una relación extravagante entre algún aspecto de esa obra y alguna otra cosa. Abordar la obra de Borges apuntando a lo que consideramos su carácter problemático supone prestar toda la atención a los efectos que esa obra realiza por mediación de la lectura. Dicho en pocas palabras, este Seminario no estudia el qué de un pensar sino el cómo.

El modo de pensar que nos es habitual (en la vida en general y en la academia en particular) se reconoce en el hábito de definir o clasificar lo que acontece. Pero si «no hay clasificación que no sea arbitraria y conjetural» («El idioma analítico de John Wilkins», Otras inquisiciones), pensar problemáticamente implica suspender las definiciones establecidas, poner en crisis las clasificaciones vigentes. De manera que este Seminario tratará cierto modo de obrar de la obra de Borges. Un modo de obrar que exhibe el carácter arbitrario, contingente y singular de las definiciones y clasificaciones que determinan el acontecer, desarrollando hasta la paradoja las implicaciones necesarias de una cuestión cualquiera formulada (por poner algunos ejemplos: ¿qué es la memoria?, ¿qué es la historiografía?, ¿qué es pensar?, ¿qué es el universo?…).

Esto es, según entendemos, un modo problemático de pensar: hay tantas respuestas posibles como maneras en que determinemos un mismo problema. Lo problemático así entendido resulta pues polisémico, ya que no hay ninguna respuesta capaz de colmar el interrogante planteado por el problema. Al respecto escribe G. Deleuze: «así como las soluciones no suprimen los problemas, sino que, por el contrario, encuentran allí las condiciones subsistentes sin las que no tendría ningún sentido, las respuestas no suprimen en ningún modo la pregunta ni la colman, y ésta persiste a través de todas las respuestas» (Lógica del sentido, «Novena serie»). A partir de una perspectiva problemática ninguna respuesta es definitiva: lo problemático es lo indeterminado infinitamente determinable. Así es posible, por supuesto, que respuestas contradictorias entre sí respondan a un mismo problema: tal como ocurre en el funcionamiento de «La máquina de pensar de Raimundo Lulio» (Textos cautivos), o en el funcionamiento de esa otra máquina que es la «novela caótica» de «El jardín de senderos que se bifurcan» (Ficciones), el problema insiste, a la vez, en múltiples direcciones.

El caso Borges es infinitamente fructífero en este sentido, pues el valor de un texto es evaluado en función de la calidad y cantidad de conexiones realizables con el «afuera» del texto. Pero ¿hay afuera del texto? Es decir, si el texto se efectúa como texto si y sólo si media la práctica de la lectura, ¿qué distancia real (y no sólo de razón) existe entre el texto, las operaciones de lectura y sus lectores? E inclusive: ¿hasta dónde las cualidades de un texto intervienen en la producción de su propio lector? Estas y otras cuestiones serán desarrolladas en el curso del Seminario que presentamos.

La obra de Borges se convierte así en una atractiva excusa para experimentar, dentro de un marco académico, esa forma problemática de una obra que activa al lector, colocándolo en el rol de productor directo del sentido que el texto cobra. Y aclaremos que, según una de nuestras hipótesis de trabajo, el lector productor de sentido no puede ser reducido al individuo de carne y hueso que eventualmente lee: si el lector concreto se halla siempre condicionado, como mínimo, por las tradiciones (orales y escritas) heredadas, entonces el lector borgeano nunca lee estrictamente solo, sino que parecería ser, siempre, un lector colectivo, situado histórica y socialmente. Todo lo cual nos llevará, en el curso del Seminario, a desarrollar la tesis de una «política de la lectura» en la obra de Borges.

Ahora bien, digamos que en virtud de causas históricas, sociales y políticas que no viene al caso enumerar, la universidad emprende, habitualmente, un tratamiento de los fenómenos que consiste fundamentalmente en dividir, definir, clasificar y distribuir tales o cuales fenómenos en esos compartimentos que llamamos «disciplinas». De esta manera se suele poner más esfuerzo en producir un objeto de estudio asimilable por la disciplina del caso, que en desatar en toda su complejidad el problema o los problemas que esos fenómenos encierran. Lo cual es perfectamente razonable para cualquiera que asuma su humana finitud, pero a fuerza de costumbre la universidad tiende a naturalizar ese modo de abordaje de los fenómenos. En este sentido, el ejercicio problematizante abre la transdisciplinariedad como horizonte de trabajo del Seminario que presentamos y aquí radica su primera razón de pertinencia: la obra de Borges habilita la puesta en crisis de la división y compartimentación de fenómenos en disciplinas, instala una perspectiva desde la cual ya no se puede distinguir y trazar taxativamente el límite entre lo literario, lo filosófico, lo político, lo historiográfico, lo psicológico, lo antropológico, etc. Creemos que esta inmersión súbita en una perspectiva problemática propicia la experiencia de una práctica que no por poco difundida en el ámbito académico resulta para nosotros menos deseable: concentrar la atención en los problemas más que en los autores o las obras. Atendamos, por ejemplo, a la tensión existente entre la «ficción» y el «efecto de realidad»: ¿se trata de un problema filosófico, literario, historiográfico, científico, artístico, comunicacional, mass-mediático?

La segunda razón de pertinencia de un seminario universitario que tenga como eje principal una modalidad problemática de trabajo, tal como la entendemos, aparece cuando tenemos presente que la universidad es una institución social que cuenta con la lectura y con la producción de sentido como sus labores eminentes: Borges problemático se propone como objetivo principal reflexionar críticamente, usando la obra de J.L.B., a propósito de esas dos labores eminentes.

La tercera razón de pertinencia está ligada a las dos anteriores: pensar problemáticamente impone la actualización de los problemas a tratar. Esto significa dos cosas. Por un lado, evitar que el trabajo con la obra borgeana se desarrolle como si ésta fuera un yacimiento arqueológico o una pieza de museo lejana y extraña: la operación académica que consiste en convertir la potencia material, con-textual y presente de una obra, en discusión ideal, textual y pasada, será subvertida. La filología es una labor importantísima que no protagonizará el seminario que aquí presentamos. Por otro lado, actualizar un problema significa también pensar cómo actúa ese problema, cuáles desarrollos sigue o podría seguir, cuándo deja de ser problema o cuándo se convierte en un problema distinto, etc.

La cuarta razón de pertinencia ha sido articulada: la obra de Borges hace del lector un productor. Si aceptamos esta premisa, podemos derivar entonces que el estudiante es el productor colectivo abrumadoramente mayoritario en la universidad (y en toda institución formal educativa, por supuesto). De manera que la posibilidad de explicitar y de poner en crisis la dimensión productiva del trabajo de lectura es otra razón de importancia que fundamenta el Programa de este Seminario.

Finalmente, una quinta razón de pertinencia se origina en el hecho de que este Seminario es un «seminario colectivo». Esto significa que ha sido construido desde sus cimientos de manera horizontal y autónoma, sin distinción de claustro ni de disciplina. Entendemos que esta manera de construir conocimiento es coherente tanto con la modalidad problemática que adoptamos como con la apuesta temática que presentamos.

 B.- Objetivos

Generales:

1) Que los/las estudiantes se ejerciten en una modalidad problemática de abordaje a la obra de Jorge Luis Borges.
2) Que los/las estudiantes trabajen de manera transdisciplinaria los contenidos del Programa, propiciando de esta manera un reconocimiento del carácter excesivo de los problemas en relación a las capacidades de una disciplina específica para el abordaje de tales problemas.                                                                                                                                                                                                                                                                   3) Que los/las estudiantes trabajen de manera transdisciplinaria los contenidos del Programa propiciando de esta manera una valoración del trabajo colectivo entre estudiantes de diversas disciplinas.                                                                                                                                       4) Que los/las estudiantes tomen la obra de Jorge Luis Borges como fuente principal para el trabajo de los contenidos del Programa, echando mano al recurso de la bibliografía de segunda y de tercera generación sólo en aquellos casos en que dicho recurso ayude a profundizar los problemas que la obra borgeana suscita.                                                                                                                                                              5) Que los/as estudiantes puedan interpelar críticamente los problemas planteados por el Seminario, es decir, que puedan vislumbrar la actualidad  en el doble significado que detallamos en la Fundamentación– de los problemas rastreados.

Específicos:

I) Problematizar el concepto de ficción en sus dimensiones epistemológica, ontológica y ética.
II) Problematizar los conceptos de yo, identidad, olvido, memoria y tiempo.
III) Problematizar la práctica historiográfica y su relación con la dimensión poética de la palabra escrita.
IV) Problematizar el concepto de Estado, la relación entre política y afectividad y la dimensión política de la lectura y la escritura.

C.- Programa temático

Problema I: Literatura
Temas: 1/ La ficción como tratamiento del mundo. La ficción como medio que atiende las relaciones complejas entre verdad y falsedad. 2/ El arscombinatoria como modelo del pensamiento. 3/ El hecho estético como singularidad. La realidad como hecho estético. Misticismo estético en la escritura borgeana. 4/ Los géneros y las convenciones literarias. 5/ Lo actual y lo virtual en literatura. 6/ La lectura de la tradición: entre el registro documental y la invención de documentos.

Bibliografía primaria: «La biblioteca de Babel» en Ficciones. «Fundación mítica de Buenos Aires» en Cuaderno de San Martín. «Manifiesto del ultraísmo» en Textos recobrados 1919-1929. «Anatomía de mi «Ultra»» en Textos recobrados 1919-1929. «La trama» en El hacedor. «La máquina de pensar de Raimundo  Lulio» en Textos cautivos. «Una vindicación de la Cábala» en Discusión «Sobre     el «Vathek» de William Beckford» en Otras inquisiciones. «Sentirse en muerte» en El idioma de los argentinos. «Último sol en Villa Ortúzar» en Luna de enfrente. «Arte poética» en El hacedor. «Las dos maneras de traducir» en Textos recobrados 1919-1929. «Final de año» en Fervor de Buenos Aires. «Pierre Menard, autor del Quijote» en Ficciones. «De las alegorías a las novelas» en Otras inquisiciones. «La muralla y los libros» en Otras inquisiciones. «Las kenningar» en Historia de la eternidad. «La metáfora» en Historia de la eternidad. «La poesía» en Siete noches. «El escritor argentino y la tradición» en Discusión. «El cuento policial» en Borges oral. «Kafka y sus precursores» en Otras inquisiciones.

Bibliografía secundaria (optativa): DELEUZE, G., y GUATTARI, F., «¿Qué es una literatura menor?», en Kafka. Por una literatura menor, trad. de Jorge Aguilar Mora, México, Era, 1998, pp. 28-44. DELEUZE, G., y GUATTARI, F., «Introducción: rizoma», en Mil mesetas. Capitalismo y esquizofrenia, trad. de José Vázquez Pérez y Umbelina Larraceleta, Valencia, Pre-Textos, 2002, pp. 9-32. GEERTZ, C., «Géneros confusos. La refiguración del pensamiento social», en Reynoso, C. (Comp.), El surgimiento de la antropología posmoderna, trad. de Carlos Reynoso, Barcelona, Gedisa, 1992, pp. 63- 77. SAER, J. J., «El concepto de ficción», en El concepto de ficción, Buenos Aires, Seix Barral, 2004, pp. 9-16.

Problema II: Metafísica del tiempo, del olvido y de las identidades

Temas: 1/ El problema de la identidad y el problema del «yo». 2/ La relación problemática entre la historia, la memoria, el olvido y la identidad. 3/ La relación problemática entre memoria y pensamiento. 4/ Existencia, sueño y representación. El mundo como sueño e ilusión. 5/ Lenguaje y metafísica. La afirmación del devenir. 6/ El tiempo, el sujeto y la identidad.

Bibliografía primaria: «La nadería de la personalidad» en Inquisiciones. «La memoria de Shakespeare» en OCIII. «Funes el memorioso» en Ficciones. «Everything and nothing» en El hacedor. «Paradiso, XXXI, 108»en El hacedor. «Inferno, I, 32» en El hacedor. «Doomsday» en Los conjurados. «Tlön, Uqbar, Orbis Tertius» en Ficciones. «Borges y yo» en El hacedor. «El sueño» en La rosa profunda. «Nueva refutación del tiempo» en Otras Inquisiciones. «La encrucijada de Berkeley», en Inquisiciones. «El otro tigre», en El hacedor. «Historia de los ecos de un nombre» en Otras inquisiciones. «El hacedor» en El hacedor . «Límites» en El otro, el mismo.

Bibliografía secundaria (optativa): LACAN, J., «El estadio del espejo como formador de la función del yo [je] tal como se nos revela en la experiencia psicoanalítica», en Escritos I, trad. de T. Segovia, Buenos Aires, Siglo XXI, 2008, pp. 99-105. YERUSHALMI, Y., «Reflexiones sobre el olvido», en Usos del olvido, trad. de I.Agoff, Buenos Aires,  Nueva Visión, 2006, pp. 13-26. VATTIMO, G., «El imposible olvido», en Usos del olvido, trad. de I. Agoff, Buenos Aires, Nueva Visión, 2006, pp.79-90.

Problema III: Historia

Temas: 1/ Realidad y ficción: la historia como conjunto de hecho o como disciplina y género narrativo. Narrador-historiador-testigo. 2/ Los motores y la trama de la historia. 3/ Los personajes históricos. 4/ Historia y tiempo: pasado, presente y porvenir. El tiempo de lo narrado y el tiempo de lo vivido. 5/ El problema del determinismo: destino y azar. 6/ La historia como mitología. La relación simbólica con el pasado. La construcción de la identidad nacional.

Bibliografía primaria: «La otra muerte» en El Aleph. «1982» en Los conjurados. «Abenjacán el Bojarí, muerto en su laberinto» en El Aleph. «El otro» en El libro de arena. «Guayaquil» en El informe de Brodie. «El pudor de la historia» en Otras inquisiciones. «La forma de la espada» en Ficciones. «Tema del traidor y del héroe» en Ficciones. «Todos los ayeres, un sueño» en Los conjurados. «Biografía de Tadeo Isidoro Cruz (1829-1874)» en El Aleph. «El instante» en El otro, el mismo. «Para una versión del I King» en La moneda de hierro. «In memorian J. F. K.» en El hacedor. «La trama» en El hacedor. «Examen de la obra de Herbert Quain» en Ficciones. «Historia de la eternidad» en Historia de la eternidad. «El tiempo circular» en Historia de la eternidad. «Formas de una leyenda» en Otras inquisiciones. «Un problema» en El hacedor. «El sur» en Ficciones. «El fin» en El Aleph.

Bibliografía secundaria (optativa): MARX, K., El dieciocho Brumario de Luis Bonaparte, trad. E. Chuliá, Madrid, Alianza, 2003, pp. 31-47. ARISTÓTELES, Poética, cap. IX («Sobre la verosimilitud de los hechos en la Tragedia»), trad. de S. Albano, Buenos Aires, Quadrata, pp. 55-7. BENJAMIN, W., Sobre el concepto de Historia. Tesis y fragmentos, trad. de Bolívar Echeverría, Buenos Aires, Piedras de papel, 2007, pp. 21.41. Levinas, E., Algunas reflexiones sobre la filosofía del hitlerismo, trad. de Ricardo Ibarlucía y Beatriz Horrac, Buenos Aires, Fondo de cultura económica, 2001. MIRCEA, E., «Los mitos del mundo moderno», en Mitos, sueños y misterios, trad. de Lisandro Z. D. Galtier, Compañía General Fabril Editora, Bs. As. 1961, pp. 19-36. CASSIRER, E., «Cap. XII. Resumen y conclusión» en Antropología Filosófica, Introducción a una filosofía de la cultura, trad. de Eugenio Ímaiz, Fondo de Cultura Económica, México, 1967, pp. 191-195.

Problema IV: Política

Temas: 1/ Crítica al Estado. 2/ Los totalitarismos. 3/ El humor como arma crítica. 4/ Políticas de la amistad versus políticas del deber ser. El individuo y el ciudadano. El retiro de lo público. Borges: ¿un «anarquista conservador»? 5/ Vínculo de la política y la estética. La lectura y la escritura como operaciones políticas. El lector como productor. La apropiación textual como re-elaboración. 6/ El mito y la fundación mítica. La re-escritura de la tradición.

Bibliografía primaria: «Nuestro pobre individualismo» en Otras Inquisiciones. «Un misterio parcial» en Evaristo Carriego. «Biografía de Tadeo Isidoro Cruz (1829-1874)» en El Aleph. «Habla un discípulo de Kafka…» en palabras preliminares a Kafka, F. La metamorfosis. «El simulacro» en El hacedor. «La fiesta del monstruo» en Nuevos cuentos de Bustos Domecq. «L’ilussion comique» en Borges en Sur [1931-1980]. Ensayos de Borges relacionados con el fascismo aparecidos en las revistas El Hogar, Sur, Megáfono. «Utopía de un hombre que está cansado» en El libro de arena. «Prólogo» en El informe de Brodie. «Cuando la ficción vive en la ficción» en Textos cautivos. «La lotería de Babilonia» en Ficciones. «Diálogo de muertos» en El hacedor. «El soborno» en El libro de Arena.

Bibliografía secundaria (optativa): FERRER, C., «El ‹borgismo› como filosofía política», http://www.chasque.apc.org/frontpage/relacion/anteriores/n148/ borges.html. LOUIS, A., «Borges y el nazismo» en Variaciones Borges/4, 1994, pp. 117- 136. DE ÍPOLA, E., «El enigma del cuarto (de Borges hacia la filosofía política)», en Investigaciones políticas, Buenos Aires, Nueva Visión, 1989, pp. 125-48. PIGLIA, R., «Política y ficción», entrevista en revista La Maga, Buenos Aires, número 18, febrero de 1996, pp. 30-1.

Para realizar consultas, comentarios o pedir el Programa completo (que incluye, entre lo que omitimos aquí por razones de espacio, la metodología de trabajo y la bibliografía general), escribir a: borges.problematico@gmail.com

 

* Si bien con el fin de atender a las formalidades vigentes el firmante es el Profesor Edgardo Gutiérrez, este programa fue elaborado y será llevado adelante por un equipo de trabajo integrado por: María Laura Colombo (estudiante de Filosofía); Gastón Falconi (estudiante de Filosofía); Emilio Guzmán (estudiante de Antropología y de Filosofía); Ángela Menchón (estudiante de Filosofía); Santiago Mucci (estudiante de Filosofía); Luisa Orliacq (estudiante de Letras); Juan Pablo Parra (estudiante de Filosofía); Laura Pérez (estudiante de Antropología); Mariano Repossi (estudiante de Filosofía); Miguel Savransky (estudiante de Filosofía); Maia Shapochnik
(estudiante de Filosofía); Romina Simon (estudiante de Filosofía); Marcela
Tavares (estudiante de Filosofía por la Universidade Federal do Rio de Janeiro); Catalina Trebisacce (graduada de Antropología). [Nota: en el Departamento de Filosofía, la frase inicial debió ser cambiada, para la aprobación de este
programa, por la siguiente: «Este Programa fue elaborado, junto con el Prof. Edgardo Gutiérrez, por el siguiente equipo de trabajo». Los Departamentos de Letras e Historia aprobaron el programa con la frase que está fuera de estos corchetes. El Departamento de Antropología no aprobó el seminario por razones de impertinencia temática.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>